viernes, 23 de septiembre de 2011

Las preocupaciones de Mourinho

La palabra "preocupante" se ha repetido varias veces en el Real Madrid tras los dos últimos tropiezos. Realmente, ¿por qué están preocupados los blancos? Estas son las razones por las que José Mourinho y el propio Casillas han alertado al madridismo.

Los rivales saben cerrarse. Orden y concentración máxima. Así han tratado sus últimos rivales al Madrid, ejerciendo una presión menos asfixiante pero acumulando más hombres en su propio terreno. Así dura más la 'gasolina' del rival y pueden aguantar mejor sus resultados.

Juego duro, ¿un problema arbitral? El Madrid recibe, pero también da. Mourinho no cambia su discurso arbitral en este mal momento, pero también debería mirar por sus jugadores más problemáticos, especialmente Pepe. Tras el partido ante el Levante y con la expulsión de Khedira, el portugués acertó al decir que sus jugadores habían caído en una trampa que, con toda seguridad, seguirá repitiéndose en más ocasiones.

Problemas en la creación de juego. La mayor crítica que se está llevando el Real Madrid es, precisamente, su pasividad a la hora de mover el balón y la ausencia de un patrón de juego, ya que este Madrid ni se parece al que goleó en Zaragoza o el que acabó la pasada temporada goleando en prácticamente todos los campos. Ni tan siquiera se asemeja al de las primeras semanas de la pasada temporada.

Varios malos resultados consecutivos. La peor racha de José Mourinho desde que llegó al Real Madrid, dos tropiezos seguidos y que ni los más pesimistas esperaban ante rivales, a priori, de mucha menor entidad. Además, al ser consecutivos agravan aún más esa sensación de crisis y aumentan la ansiedad de un equipo tan exigido.

No aprovechar los pinchazos del Barça. Debe ser frustrante ver cómo tu principal rival por el título tampoco cosecha los mejores resultados y perder la posibilidad de distanciarle cuanto antes en la clasificación. Que no ganen los azulgrana es un consuelo menor, porque eso todavía no se ha aprovechado al cien por cien.

Tanta posesión no sirve de nada. El Real Madrid ha cambiado sus contragolpes letales y su juego veloz y efectivo por apostar más por la posesión del esférico. Se han alcanzado cuotas de posesión de casi el ochenta por ciento, pero los resultados demuestran que sin ningún tipo de profundidad.

Lesionados que no aparecen. Se lee que Hamit Altintop ya entrena con el equipo pero aún no ha sido convocado y todavía no ha debutado. Lo mismo pasa con Nuri Sahin, quien todavía estará más tiempo en la enfermería y podría darle un plus a la elaboración del juego del equipo. Además, en Santander, Mourinho perdió por lesiones musculares a Pepe y Coentrao. En el caso del central, ese tipo de molestias mermaron mucho su rendimiento en su primera temporada de blanco.

La falta de gol. Esta es una frase del propio Casillas: "También falla la delantera, que ha sido nuestro fuerte". O en otras palabras, al Madrid parece que se le está acabando la pegada letal que, con peor o mejor juego y en toda su historia, han dado ese elemento decisivo al Madrid para ganar muchos partidos. Esa pólvora de Benzema e Higuaín parece mojada.

El tobillo de Cristiano Ronaldo. Parece que esa patada de Leko en Zagreb y los tres puntos de sutura en ese tobillo izquierdo han dolido más de la cuenta al portugués. La segunda parte el Levante y todo el partido de Santander vio cómo el luso no está en su mejor forma para ser el jugador más decisivo de su equipo. Sus goles se echan mucho en falta.

Un mal momento de Özil. Asistió en la victoria ante el Zaragoza y brilló con su selección en los partidos que dieron la clasificación para la Euro a Alemania. Pero tras el parón internacional, el jugador llamado a crear el juego del equipo sigue sin aparecer, sin participar aunque sea titular y con claros síntomas de cansancio. Todavía se espera la versión de Mesut que maravilló la pasada temporada.

¿Por qué este bajón físico? Cada vez son más voces las que comentan que la pretemporada blanca fue demasiado larga y demasiado exigente para llegar mejor que el Barça a la Supercopa de España. En ese torneo y pese al resultado, los blancos parecían llegar mejor que su rival, pero el tono físico se ha desvanecido tras el parón por selecciones. El Madrid domina, pero no acaba de imponer esa superioridad.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...